Periodoncia

Las enfermedades periodontales son un conjunto de enfermedades que afectan a los tejidos (periodonto) que rodean y sujetan a los dientes en los maxilares.

Son enfermedades de naturaleza inflamatorio y de causa infecciosa (causada por bacterías) que dependiendo de su grado de afectación las denominamos gingivitis, cuando el proceso inflamatoria sólo afecta superficialmente (la encía). Cuando afecta a tejidos profundos , se produce destrucción del hueso y ligamento que soportan y sujetan los dientes. A este grado de afectación lo denominamos periodontitis. Si no se trata evoluciona destruyendo todo el soporte del diente y con ello el alojamiento y perdida del mismo.

¿Cúales son los signos de esta enfermedad? Estos procesos raramente causan un dolor intenso, por lo que muchos pacientes lo padecen sin ser conscientes. Los primeros signos y síntomas que aparecen en la fase más temprana, gingivitis, son: - Enrojecimiento e hinchazon de la encía, sangrado de las encías al cepillarse los dientes o de un modo espontáneo. Cuando la enfermedad evoluciona a periodontitis, suelen aparecer otros síntomas tales como: - Retracción de las encías, sensación de dientes más largos. - Separación de los dientes. - Aumento de la sensibilidad dentaria, sobre todo al frío. - Mal aliento. - Movilidad de los dientes y posibles flemones en las encías.

¿Se cura? El objetivo del tratamiento es eliminar la infección que produce la enfermedad. Una vez controlada la infección, el proceso destructivo del hueso se detiene y de este modo se pueden conservar los dientes y los tejidos periodontales sanos. Es importante el tratamiento precoz. En algunas ocasiones, disponemos de técnicas de tratamiento encaminadas no sólo al control de la infección, sino también a la regeneración de los tejidos periodontales destruidos.